Los premios FAD y la casa Alella

Los premios FAD

Los premios FAD son los premios decanos de arquitectura e interiorismo europeos.
Durante la posguerra española, muchos de los arquitectos racionalistas fueron purgados o se exiliaron y por aquel entonces, solo existían las escuelas de arquitectura de Madrid y Barcelona. En ambas escuelas solo se licenciaban unos quince arquitectos al año.

¡Pero hacia 1955 las cosas cambiaron!

Según cuenta la página oficial de los premios FAD, un grupo de jóvenes arquitectos españoles empezó a reintroducir la arquitectura moderna y contemporánea, e hizo lo posible por aprender y ponerse al día. Recogiendo el testigo de los antiguos Premios Anuales de Edificios Artísticos del Ayuntamiento de Barcelona, que galardonaron la arquitectura y los establecimientos comerciales barceloneses entre 1899 y 1930, el Fomento de las Artes Decorativas creó, en 1958, los Premios FAD de Arquitectura e Interiorismo, impulsados por el arquitecto Oriol Bohigas. Querían reconocer los frutos de esta incipiente arquitectura contemporánea, que habría de ser tan importante en el mundo unas décadas más tarde.

Desde entonces, los Premios FAD han ido galardonando año tras año las mejores obras de la arquitectura barcelonesa, catalana e ibérica. Y lo han hecho con independencia y constancia y superando toda clase de dificultades, hasta convertirse en los premios más antiguos de Europa —y quizás del mundo— y en unos de los más prestigiosos.

Es por eso que hoy os queremos presentar una de estas magníficas casas que obtuvo el premio FAD en el 1.987 y que hoy la estamos alquilando a través de nuestra inmobiliaria.

La casa Alella

La casa Alella es una casa muy exclusiva diseñada por dos reconocidos arquitectos, galardonada con prestigioso premio de arquitectura. Se encuentra en la urbanización de Mas Coll, en el pueblo de Alella.

Esta propiedad está construida tanto exteriormente, como interiormente con elementos de alta calidad. Está distribuida en tres módulos unidos entre sí, con fantásticos detalles arquitectónicos, que hacen de esta vivienda una pieza única en la zona.

Es una casa muy luminosa y con increíbles vistas al mar, en planta está distribuida por un enorme salón, cocina office, una habitación de servicio, zona de aguas y una sala polivalente.

En la planta superior dispone de cuatro amplias habitaciones, dos de ellas suite y las otras dos comparte un tercer baño y un fabulosa terraza de 35 m2 y un solárium de 150 m2. Todo ello en un entorno de lujo, con fantástico jardín y piscina y espacio exterior para aparcamiento de 5 coches.

Casa Alella

¿Qué os parece? A nosotros nos encanta y estamos muy orgullosos de poder contar con una casa así en nuestra inmobiliaria.

¡Nos leemos pronto!

Si te ha gustado este artículo, compártelo en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto los Términos y Condiciones de Privacidad

Simple Follow Buttons
Simple Share Buttons