Millenials y el auge del alquiler en Barcelona

La aparición de la generación millenial y los Peter Pan:

que viven en casa de sus padres hasta los 30 o más, un mercado laboral flexible y global, y un cambio en las relaciones de pareja, son los ingredientes de un cóctel que ha propiciado el auge del alquiler en Barcelona y en cualquier capital española.

Barcelona, abril de 2018.- Tradicionalmente, los españoles han preferido comprar una vivienda que alquilarla, pues en la mentalidad de todos prevalece la máxima de que es mejor pagar una hipoteca que un alquiler, porque la renta destinada a esto último se considera ‘dinero mal gastado’. Es por ello que, en la actualidad, la vivienda en propiedad gana por goleada a la destinada al alquiler: el 78% de los españoles son propietarios de su vivienda.

Comparemos con Europa:

Así, frente a la media europea, que se sitúa en el 33%, la tasa de alquiler en España es muy baja: solo un 22% de los españoles viven en régimen de alquiler. En Alemania, este porcentaje es más del doble, con un 48%, y también es bastante más elevado en Reino Unido (37%) o Francia (36%). Las estadísticas de Eurostat en este ámbito demuestran que, cuanto más desarrollado es el país, mayor es el porcentaje de la población que vive en alquiler.
A pesar de ello, y teniendo en cuenta la enorme distancia que nos separa de los países ricos de Europa, el alquiler en España está al alza, tendencia que empezó a cambiar en 2007 como consecuencia del estallido de la burbuja inmobiliaria. Desde la agencia inmobiliaria Monika Rüsch, empresa con más de 25 años de trayectoria en el mercado residencial de Barcelona y líder en clientes internacionales, explican que, más de una década después, el alquiler sigue creciendo, animado ahora por otros factores.

Jordi Gruart Rüsch, director general de Monika Rüsch y economista con más de 20 años de experiencia en el mercado inmobiliario, cree que las consecuencias de aquella recesión, como el desempleo, el impago de las hipotecas y la flexibilización del mercado laboral, provocaron un cambio en nuestras costumbres que, pasado lo peor de la crisis, llegó para quedarse. “La conocida como generación Peter Pan vive con sus padres más tiempo que las generaciones anteriores. Es innegable que una de las causas es la precariedad e inestabilidad laboral, pero también lo es que los jóvenes que se emancipan en pareja, antes de comprar una vivienda, prefieren vivir de alquiler de forma temporal”.

Alquilar es sinónimo de libertad:

Según el Sr. Gruart Rüsch, esto se debe a que alquilar es sinónimo de libertad, algo muy valorado por los millenials. La mentalidad de esta generación respecto a asuntos vitales, como el trabajo o la vivienda, es totalmente opuesta a la de sus padres o abuelos. Se buscaba un trabajo para toda la vida, y lo mismo pasaba con la casa donde formaban una familia. Ahora prevalece la satisfacción personal, también en lo profesional, y no tienen inconveniente en cambiar de trabajo, incluso de país, si no se sienten realizados en su trabajo. Son personas que se adaptan fácil y rápidamente a los cambios.

Así, no es de extrañar que el compromiso adquirido con el alquiler sea escaso. “Si las cosas van mal en el trabajo o en la relación en pareja, con un mes de preaviso se queda libre de cargas, sin una hipoteca a 30 años”, concluye Gruart Rüsch.

El alquiler de viviendas de los clientes internacionales:

La empresa Monika Rüsch nació en Barcelona en el año olímpico, 1992, con el objetivo de alquilar viviendas a ejecutivos y directivos de multinacionales, y personal diplomático de consulados. Por aquellos tiempos, la barrera del idioma era un gran problema, y Monika Rüsch era la única agencia que disponía entre sus colaboradores de personal extranjero. Desde entonces miles de clientes internacionales han alquilado y comprado viviendas a través de Monika Rüsch.

Acerca de Monika Rüsch – https://monikarusch.com/

La inmobiliaria Monika Rüsch cuenta con más de 25 años de trayectoria en el mercado residencial de Barcelona. Pone a disposición de sus clientes el mejor equipo humano, de diversas nacionalidades, resolviendo así la barrera del idioma, asesoramiento personalizado y las últimas tecnologías para promocionar sus viviendas aumentando las probabilidades de éxito de cada operación.

Con vocación internacional, el 40% de sus clientes son compradores extranjeros. Su oferta está formada por viviendas de gran calidad, de la que aportan información exhaustiva, incluso a través de planos 3D interactivos y visitas virtuales.

Si te ha gustado este artículo, compártelo en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto los Términos y Condiciones de Privacidad

Simple Follow Buttons
Simple Share Buttons